El Hombre de la armadura

En la luna existe un conejo?
Lilia preguntó a una amiga de su madre, para su sorpresa la respuesta fue afirmativa, con ello se dio cuenta de que lo que pintaba "el seminarista" no solo eran cosas extrañas o fuera del entendimiento, eran cosas que tenían un mensaje detrás, algo de lo que se podía aprender si es que deseábamos hacerlo.

Los recorridos se hacían cada vez mas seguidos, y en este caso ya no pasaba a todos los locales solo iba a unos cuantos, donde le gustaban las cosas que allí se pintaban, el local 14 lo dejaba al final para poder ver un rato mas las cosas que parecían sin sentido, siempre en la puerta del local el acostumbrado silencio y la mirada que urgaba para ver que más había; encontró otra obra más, solo que esta le pareció ofensiva, un hombre vestido con armadura sostiene en una mano una espada y a sus pies un indígena semidesnudo yace sometido, eso le pareció una crueldad.

Desde muy pequeña se había topado con actitudes de desprecio, su barrio fué invadido, muchos de sus amigos mas cercanos se fueron y el grupo al que ella pertenecía no por ser humilde carecía del instinto de auxilio a sus semejantes, ella era miembro de un numeroso grupo de niñosque entre otras tareas entre el juego y pasatiempos se preocupaban en ayudar a los mas necesitados del barrio, labores que valen oro entre los que menos poseen, ayudaban a que les faltara menos a unos y otros, las familias humildes residentes de esos lugares siempre necesitaban eso; apoyo.


Sin embargo para su sorpresa sus pensamientos fueron interrumpidos al escuchar al pintor que estaba sentado reclinado sobre una especie de escritorio con una piel clavada a una tabla a manera de base, realizaba un título o un diploma; -¿Niña, como te llamas?- ella no respondio, permaneció callada. -¿por que no me respondes, te pregunte por tu nombre?-
¿no se acuerda que me dijo que no hablara?- respondió Lilia.
-Sí, pero solo te pregunto tu nombre.-
-Me llamo "negra"-
-Pero ese no es nombre, dime como te llamas- añadió nuevamente el joven pintor.

Lilia pareció incomodarse por la pregunta, no acostumbraba fraternizar con las personas que habían expulsado a sus paisanos de barrio, y no deseaba decirle su nombre real así que usó el nombre con el que le llamaba su madre "negra" debido a que de sus hermanas ella tenia la tez un poco mas morenita, solo otra de sus hermanas tenia piel mas morena que ella.

0 comentarios: